16 abr. 2008

Augusto Ferrán y Forniés ( I )




Audio:
Jorge Pardo
Dos siglos (soleá)-Vientos flamencos 2
Saxo soprano: Jorge Pardo
Guitarra: El Paquete
Cante: Antonio Carbonell

"La voz de Ferrán no sólo tiene el ritmo del cantar andaluz de soledad o soleá, sino que, además, tiene duende.”Compañera de mi alma / no te apartes de mi lado / porque si me dejas solo / la soledad me hará daño”.
Francisco Arias Solis.
Los poetas
Poesía Flamenca

Augusto Ferrán y Forniés ( Iparte)
Madrid, 1835 - Madrid 1880
Poeta español


Es una historia sencilla:
ella quería de veras,
y él de veras no quería.
La Peresa.


Dijo la sombra a la luz:
de negra pena me muero
cuando no me miras tú.


La Pereza 1871.

Julio Borrell y Pla Barcelona 1877- 1957
Gitana con peineta
Dentro de un tropel de penas
tengo mi cuerpo metido,
y nadie me da socorro
por más que a voces lo pido.

Al verme triste a tu lado
no me preguntes qué tengo;
tendría que responderte,
y yo acusarte no quiero

Yo tenga hecha con el cielo
una escritura perpetua
de no marcharme del mundo
hasta que la muerte venga.

Eres muy niña y ya clavas
en tu pañuelo alfileres:
ya dejan ver desde niñas
su inclinación las mujeres.

La soledad 1861.

Apunte Biográfico.
Augusto Ferrán y Forniés (Madrid, 27 de julio de 1835, - Madrid, 2 de abril de 1880), poeta español del Postromanticismo.
Hijo de padres acaudalados, era de ascendencia catalana por su padre, Adriano, un barcelonés incinado a la pintura, y aragonesa por su madre, Rosa, oriunda de Pallaruelo, Huesca. La empresa familiar consistía en un taller de molduras doradas en Madrid. Su padre se marchó a La Habana buscando mayor fortuna y Augusto comenzó estudios secundarios en el Instituto del Noviciado. Su formación se completó con un fructífero viaje a Alemania (Múnich, Estrasburgo, Heidelberg), pasando por París, lo que le permitió conocer la poesía de Heinrich Heine y los lieder de Franz Schubert, Felix Mendelssohn-Bartholdy y Robert Schumann; parece ser que también se dio a la bebida. En 1859 falleció su madre y regresó a Madrid; allí creó una revista, El Sábado, con el fin de divulgar la lírica germánica, que duró poco; sin embargo eso le permitió conocer y amistar con el folletinero Julio Nombela. Con este fundó otra efímera revista, Las Artes y las Letras. En 1860 viajó a París con Nombela, pero las dificultades económicas y su ruina a causa de su prodigalidad, que le hicieron caer en manos de usureros, le hicieron volver a Madrid, donde Nombela le presentó a su amigo Gustavo Adolfo Bécquer, con quien enseguida sintonizó. A fines de 1861 El Museo Universal publicó sus Traducciones e imitaciones del poeta alemán Enrique Heine y algunos de sus cantares en su Almanaque de 1863. Ingresó como redactor en El Semanario Popular, que se convirtió en la plataforma para la difusión de Heine en España.
En 1861 ya había aparecido su libro La soledad, en cuya primera parte reproducía algunos cantares populares de la lírica tradicional que en la segunda compuso originales, imitando su estilo e inspiración. Son temas recurrentes en estas últimas coplas la búsqueda de soledad para huir de un mundo hostil, la oposición entre pobres y ricos, el paso del tiempo, la angustia existencial y el amor. El libro recibió una entusiasta crítica firmada por Gustavo Adolfo Bécquer, que fue añadida como prólogo en ulteriores ediciones. Creó, pues, con el cercano precedente de Antonio de Trueba y su Libro de los cantares de 1852, y junto a Eulogio Florentino Sanz, también traductor de Heine, y su amigo Gustavo Adolfo Bécquer, una poesía popularista centrada en los cantares y al mismo tiempo deudora del postromántico alemán Heinrich Heine. Siguiendo el ejemplo de estos autores inspirados en el volkgeist nacional se añadieron además Terencio Thos y Codina (Semanario Popular, 1862-1863), Rosalía de Castro (Cantares gallegos, 1863), Ventura Ruiz Aguilera (Armonías y cantares, 1865), Arístides Pongilioni y Villa (Ráfagas poéticas, 1865), Melchor de Palau (Cantares, 1866) y José Puig y Pérez (Coplas y quejas, 1869). Esta escuela desembocará en el Neopopularismo de la Generación del 27.
Pasó parte de 1863 en el Monasterio de Veruela, que había visitado en anteriores ocasiones. Durante algún tiempo residió en Alcoy, donde dirigió el Diario de Alcoy (1865-1866), pero volvió a la capital, quizá para colaborar en La Ilustración de Madrid, que en 1868, año de la revolución, dirigía Bécquer. Muerto el poeta sevillano, trabajó en la edición póstuma de sus Obras (1871) junto a Ramón Rodríguez Correa y Narciso Campillo. En el mismo año apareció su segundo libro de cantares, La pereza, que recoge el anterior con algunas supresiones, y varios artículos periodísticos. Es un libro de similar métrica popular, pero posee una mayor variedad, porque además de las coplas se utilizan soleás, seguidillas y seguidillas gitanas. Los temas son similares, pero se supera el folclorismo de su libro anterior. De este libro le gustaba en especial a Juan Ramón Jiménez este poema, que más de una vez quiso citar:

Eso que estás esperando
día y noche, y nunca viene;
eso que siempre te falta
mientras vives, es la muerte.

En 1872 ó 1873 emigró a Chile, donde se dedicó al comercio de libros y, según Nombela, se casó. Poco después de su regreso, en enero de 1878 el alcoholismo del poeta le obligó a ingresar en el manicomio de Carabanchel (Madrid), donde murió el 2 de abril de 1880 a los 54 años de edad. La poesía de Ferrán supuso una ruptura con el tono declamatorio hasta entonces cultivado y del cual es figura representativa Quintana. Es un registro mucho más cercano al lenguaje oral; la forma adelgaza y se persigue un contenido intimista o francamente sentimental que se apoya en los valores de lo breve y sugerido. Esta línea será seguida por poetas tan importantes como Bécquer, Machado o Juan Ramón Jiménez.
En prosa publicó traducciones del alemán y algunas leyendas. Sus traducciones de Heine aparecieron en El Museo Universal (1861), en El Eco del País (1865) y en La Ilustración Española y Americana (1873). En ellas suele utilizar las mismas combinaciones de heptasílabos y endecasílabos que utiliza Bécquer. También tradujo el famoso prefacio de Heine a la traducción del Don Quijote. En cuanto a las leyendas, "Una inspiración alemana" describe la historia de los sucesivos amoríos frustrados de un poeta, que se refugia en el recuerdo y se plantea el suicidio. En "El puñal" se cuenta la fundación mítica del monasterio de Veruela. En "La fuente de Montal" un crimen se descubre milagrosamente a través de una fuente.(1)

(1)Colaboradores de Wikipedia, "Augusto Ferrán," Wikipedia, La enciclopedia libre, http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Augusto_Ferr%C3%A1n&oldid=51890030 (descargado 9 de junio de 2012).

Nota.
Julio Borrell y Pla Barcelona. Pintor y decorador español que cultivó los géneros de historia, costumbrista y retrato. Discípulo de Pedro Borrel, cursó en la escuela de Bellas Artes. Premiado con mención honorífica en 1897. Este mismo año tuvo la Segunda Medalla en la Exposición de Arcachón en Francia. Trabajó el óleo y el pastel notándose además un claro dominio del dibujo. Su pintura es sensorial, realizada con extraordinaria habilidad. Fue autor de una copiosa producción. Sus cuadros fueron premiados en distintos certámenes.


Enlaces de interés.
  1. Augusto Ferrán; Biografía.
  2. Francisco Arias Solis .Nireblog.

13 comentarios:

LaClau dijo...

América, que maravilloso post nos compartes. Estoy disfrutándolo con mi chai latte al lado.

El duende salta entre las letras y está a punto de sentarse junto a mi.
Ahora tengo otro buen pretexto para conocer más del romanticismo español y sentir su aire flamenco escondido y sutil, dispuesto a ser descubierto en los rincones.
Gracias!

Ramona dijo...

América:
Gracias por el lindísimo post que acabas de publicar. La poesia flamenca, que es la poesía popular.Incluso que la poesía propia se pierda en el pueblo para ganar extensión aunque sea en el anonimato, como dijo Manuel Machado:
"Hasta que el pueblo las canta,
las coplas coplas no son,
y cundo las canta el pueblo,
ya nadie sabe el autor. {...}
Sé, América, que te gusta tantísimo Lorca, como a mí, quería decirte que pasado mañana miércoles, tenemos el privilegio de recibir en Castellón a Laura García Lorca, sobrina suya. Va a hablarnos de "Federico en el momento actual"
Saludos flamencos
Ya os comentaré.

Ramona dijo...

Am�rica: Acabo de publicar mi entrada en tu blog con califraf�a normal y me lo veo con estos signos que yo no utilizo. No s� a qu� es debido

Ramona dijo...

Desaparecieron los signos, no hagas caso. Como vés estoy floja en Internet.
Hasta pronto

Ramona dijo...

Desaparecieron los signos, no hagas caso. Como vés estoy floja en Internet.
Hasta pronto

LaClau dijo...

Querida América,
He visitado el blog de Inma que me recomendaste y tenías toda la razón, me gustó muchísimo. Habré de regresar con calma para leerlo agustito con un buen café.
Saluditos!

INMA VALDIVIA dijo...

Magistral, america, magistral los poemas que has escogido y gracias por traernos estas letras de Ferrán y Forniés que nos dejan sin aliento, o con el aliento en vilo.
Nos vemos america. Gracias tambien por presentarme a la originalidad de laclua, que veo que ya anda por aquí.
besos con saludos literarios.

Ramona dijo...

Si, America, si que escucho la audición de tu blog perfecta. Muy bonita la que publicas de Amigo.
Saluditos.

danieltellez dijo...

Qué maravilla de post, América.
Lindas palabras, linda poesía y lindo flamenco.
Lindos dibujos y lindo todo.

América, da gusto visitar tu blog de vez en cuando.

Qué maravilla de post, América !

América dijo...

Gracias!...ME imagino que si,este post debe resultarte interesante pues eres un estudioso y concedor de las letras del flamenco,Saludos.

Ana María Espinosa dijo...

¡Pero que arte tienes
alma mía,
que no se puede aguantar!.

En andaluz: Pero que arte tiene
arma mía, que no se pue aguantá!

Precisas y preciosas todas
tus entradas América.

verdial dijo...

Ya sabes que cada vez que tengo un poco de tiempo me dedico a repasar tu blog.
En esta tarde de agosto, en la que corre un airecillo fresco (algo inusual), me he parado en esta entrada y he disfrutado, además de sus pinturas, de sus poemas.
Cada estrofa, cada rima, me han hecho pensar en tantas cosas...

Un deleite, América, que me sube el ánimo.

Besos

América dijo...

Gracias Vedial por dedicarle un tiempo a este olvidado poeta.ABRAZOS.