13 may. 2014

El genio de María Blanchard


>

Guitarra: Rafael Riqueni
"Soleà"

“Su paso por el cubismo produjo las mejores obras de este, aparte las de nuestro maestro Picasso”, dijo de ella Diego Rivera, el mexicano grandote con quien compartiría viajes y casa en el París burbujeante de los ismos.(1)

María Gutiérrez Blanchard, partícipe excepcional y personal de las vanguardias de la primera mitad del siglo XX nació en Santander (Cantabria) el 6 de marzo de 1881.El mismo año que el iniciador del cubismo Pablo Picasso y el pintor cubista francés Albert Gleizes.

Determinada por una grave deformidad física la artista santanderina creció en un ambiente intimo y familiar, cultivó desde su más temprana edad sus dotes para el dibujo; una extraordinaria sensibilidad y el gusto por el arte hasta que en 1903 se trasladó a Madrid para comenzar su formación formal en el estudio de Emilio Sala, en 1906 fue alumna del pintor Fernando Álvarez de Sotomayor y en 1908 del maestro Manuel Benedito.
En 1909 viaja por primera vez a París para iniciar una nueva etapa en su vida, continuar sus estudios, y convertirse en la pintora que todos conocemos por derecho propio.

Los primeros años de su producción artística, María Blanchard se sintió atraída por los temas etnográficos que habían invadido la pintura de principios de siglo. Los gitanos son un motivo frecuente por el que se conoce el arte español en el exterior, el propio Henri Matisse viajo a Andalucía para retratarlos y otros pintores cántabros, como José Gutiérrez Solana (1886–1945) y Francisco Iturrino (1864 -1924), trataron el tema, incluso, con un sello personalísimo artistas de la talla de Isidro Nonell (1872-1911) en su serie dedicada a las gitanas.

María Gutiérrez Blanchard
Pintora española
España1881 -Francia 1932
Cabeza de Gitana 
1910-1912 Óleo
Los trabajos de Blanchard artista de primera linea establecen reveladoras conexiones con su trágica existencia.
Figura contemporánea, única y decisiva entre otras grandes figuras del arte; tres etapas vitales invitan a explorar el alcance de su legado:

Entre 1908 y 1913 transcurre la maduración de una identidad pictórica propia donde se aprecia la permeabilidad a las influencias de sus maestros. Es la época de las obras tempranas, los estudios en París y sus primeros contactos con pintores como Anglada Camarasa y Diego Rivera.

A partir de 1913 y hasta 1919 Blanchard, de regreso en París, entra activamente en el círculo cubista de la mano de Rivera. Plena conocedora de los avances estéticos y formales de la nueva vanguardia, se suma con voz propia a este movimiento. Desde 1915 fijará su residencia definitiva en París, donde llegará a ser una figura reconocida, partícipe de las discusiones cubistas y amiga íntima de Lipchitz y Juan Gris. Blanchard lograría un perfecto dominio de la expresión cubista sintética, unida a un orden cromático sentimental lleno de plasticidad poética. Los años finales de la experiencia cubista serán también los del reconocimiento público, con la participación en exposiciones junto a los otros grandes nombres del cubismo.

Una última Etapa de Retorno al Orden hasta su fallecimiento en 1932 muestra a una artista progresivamente aislada, marcada por sus dolencias físicas y volcada en una pintura que es expresión de sus propias vivencias, y que muestra fuertes acentos espirituales después de 1927, año en que la muerte de Gris conmueve a la artista.(2)

María Blanchard (María Gutiérrez-Cueto Blanchard)
Mujer con abanico
1916 Óleo

Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía
María Blanchard fue gran amiga y fiel seguidora de los principios estéticos de Juan Gris, de lo que da fe el lienzo Mujer con abanico (1916), donde el motivo se ha descompuesto en múltiples planos que hacen referencia a otros tantos puntos de vista, al tiempo que la gama cromática incluye las más vivas tonalidades, peculiaridad cromática habitual en los óleos que Gris lleva a cabo en torno al año 1915. Por otra parte, Mujer con abanico constituye uno de los casos, bastante frecuentes, en los que Blanchard realiza dos versiones de un mismo motivo, plasmadas ambas en obras muy similares. En esta ocasión, además de la versión del Museo Reina Sofía, existe otra segunda titulada La dama del abanico, también datada en 1916, perteneciente a una colección particular de la ciudad de Santander. Otros casos como este, en los que la pintora repite dos veces el mismo tema con ligeras variantes, son los que emparejan Femme à la guitare (Musée du Petit Palais, Ginebra, 1917) con la Mujer con guitarra (1917) del Museo Reina Sofía o Composition avec personaje (Colección Masaveu, 1917) con L'enfant au cerceau, también datado en 1917 y asimismo perteneciente a las colecciones del Musée du Petit Palais, de Ginebra.(3)

Nota.
*La exposición La noche española.Flamenco, vanguardia y cultura popular 1835-1936, realizada en el 2007-2008 también tuvo su espacio en París. La gran muestra al igual que en España, estuvo estructurada en los tres apartados fundamentales del género: el cante, la guitarra y el baile. El recorrido comenzó con El cantante español de Manet y con su célebre retrato de la bailaora Lola de Valencia. También se exhibieron numerosas naturalezas muertas cubistas en las que la guitarra,surge en una sugerente geometría de forma casi femenina. El alma flamenca se convirtió a lo largo de la exposición en el estallido de rojos y amarillos de la cubista española María Blanchard, el trazo surrealista de Miró, la espiral multicolor de Sonia Delaunay o las esculturas cubistas en madera de Henri Laurens.

Fuentes:
(1) Constenla,Tereixa (2013,23 de agosto).París, la cima de María Blanchard.El País,cultura.Consultado el 13 de mayo de 2014 en la WWW:http://cultura.elpais.com/cultura/2013/08/23/actualidad/1377280962_171774.html
(2 )Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. Exposición monográfica María Blanchard, 17 octubre, 2012 - 25 febrero, 2013. Disponible en la WWW: http://www.museoreinasofia.es/exposiciones/maria-blanchard
(3) Esteban Leal,Paloma. Mujer con abanico María Blanchard (María Gutiérrez-Cueto Blanchard).Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía.Colecciones.Disponible en :http://www.museoreinasofia.es/exposiciones/maria-blanchard

Bibliografía :
*"Cien Años de Pintura en Cantabria (1815 - 1915)". Diputación Regional de Cantabria. Instituto del Patrimonio Histórico y Monumental de Cantabria. 1988. Santander.Disponible en :http://www.fundego.com/cultural/artcult/pintura/maria.htm

*Wikipedia en español (enlaces en texto).
*Un documental rescata la figura cubista de María Blanchard (enlace en texto)

14 comentarios:

América dijo...

María Gutiérrez Blanchard artista sensible y talentosísima. Cubista por derecho propio,sus obras y su vida constituyen un maravilloso viaje al corazón de una artista única e irrepetible.
Federico García Lorca describía cariñosamente a Maria Blanchard como una "dulce sombra" o un "animalito asustado en un rincón", el Museo Reina Sofía en el 2012 saco de la sombra a esta mujer en una retrospectiva que abarco por completo su trayectoria artística.

http://www.lavanguardia.com/ocio/20121016/54353113409/museo-reina-sofia-desvela-luces-sombras-maria-blanchard.html

Hoy sabemos que la cifoescoliosis que sufría fue causada por una alteración cromosómica.

Besos y abrazos compartidos.

América dijo...

Nota.
*La exposición La noche española.Flamenco, vanguardia y cultura popular 1835-1936, realizada en el 2007-2008 también tuvo su espacio en París. La gran muestra al igual que en España, estuvo estructurada en los tres apartados fundamentales del género: el cante, la guitarra y el baile. El recorrido comenzó con El cantante español de Manet y con su célebre retrato de la bailaora Lola de Valencia. También se exhibieron numerosas naturalezas muertas cubistas en las que la guitarra,surge en una sugerente geometría de forma casi femenina. El alma flamenca se convirtió a lo largo de la exposición en el estallido de rojos y amarillos de la cubista española María Blanchard, el trazo surrealista de Miró, la espiral multicolor de Sonia Delaunay o las esculturas cubistas en madera de Henri Laurens.

Arantza G. dijo...

Entrada excepcional. Gracias por acercarnos tanta belleza.
Besos

Mari-Pi-R dijo...

Un buen cambio en su carrera, aunque no soy muy fuerte por el arte cubismo, reconozco que su obra es llena de vida y color.
Un abrazo

Genín dijo...

Siempre tratando de que se me pegue un poquito, aunque solo sea un poquito, de las toneladas de cultura que tan generosamente derrochas :)
Muchas gracias, guapa!

Besos y salud

elisa lichazul dijo...

completo y muy pedagógico post querida América, uno viene acá y aprende de este mundo en específico que es el flamenco, yo de pinturas soy nula , pero de oído al menos algo más adiestrado, y la música siempre es un brillo para gozarlo

besitos y mil gracias por tus huellas

Susana Peiro dijo...

Un artículo "muy" de mi gusto, querida Amiga, precioso trabajo.
Regreso mañana por todos los detalles. Mi abrazo.

Anna Jorba Ricart dijo...

Rescatas esta figura de la pintura, medio olvidada injustamente. Una mujer sufridora que posiblemente la cruel sociedad de la belleza, de lo perfecto, la relegara a un rincón.
Me ha gustado mucho esta entrada.Y es un placer acercarme para aprender cosas nuevas.
Te saludo con mi cariño.

Rafael dijo...

Conocía un poquito de María Blanchard, precisamente por ser de Santander, pero tu artículo me ha aportado una visión muy completa.
Un abrazo y gracias querida amiga.

Susana Peiro dijo...

María Blanchard, fascinante personaje. Nada como tus ojos entrenados en el arte y tu sensibilidad para escribir sobre ella, América.
Antes de este artículo, la había “visto” ir y venir entre las otras lumbreras de su tiempo, nombrada aquí y allá, pero enfocarla es algo muy distinto. Parto desde este cuadro que me roba la mirada: “Mujer con abanico” una maravilla que imagino has disfrutado (estoy segura) en persona ¡qué poderosa composición! Deslumbrante, amiga mía.
Fui por el enlace al documental sobre su vida y enhorabuena por el rescate y puesta en valor de la artista, su obra y también de la mujer. Esa mujer que sufrió lo indecible y sin embargo se convirtió, por mérito propio en una de las artistas más significativas de su tiempo.

Muy buen trabajo, América, didáctico y bello por donde se lo mire. Cariñoso abrazo para Vos, mi Reina.

ANTIQVA dijo...

Una mujer de la que no conocía nada y que con tus palabras me has empujado a conocer... Magnifica entrada, como siempre profusamente documentada... Un trabajo de cine...

Un abrazo fuerte, querida amiga

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Por fin vengo América!!!
Una entrada muy ilustrativa y una mujer muy interesante. Debió sufrir mucho con esa deformidad y en esos tiempos. Me ha recordado a mis mayores, ya que mi abuelo paterno sufrió una caída de jovencito y la consecuencia fue una joroba, de ahí el apodo que llevamos en el pueblo "Jorobetas", las ciudades pequeñas no perdonan ni defectos ni virtudes, de todo se hace un apodo... y supongo, igual le pasaría a María, puesta en el ojo de mira.
Y volviendo a nuestra protagonista. Una mujer muy interesante que cultivó su belleza interior, para dejarla al pueblo en obras. Me ha gustado mucho saber de ella y conocer su obra y por supuesto, he disfrutado de la "soleá" y la guitara de Rafael Riqueni.
Hoy no has mostrado un pastelito tan rico como la tarta terciopelo rojo. Breacias preciosa.
Besicos muchos.

La Gaceta Flamenca- Ramona dijo...

Magnífico el cuadro de Gutierrez Blanchard "Mujer con abanico"; es de lo más bonito que he visto en arte cubista.

Un gran mérito el triunfo y la vida de arte que pudo seguir en la época en que pocas mujeres salían de su entorno.

Un beso grande, América.

asa dijo...

Me gusta mucho leer este blog, porque su blog es muy útil para mí
cara memikat hati wanita jarak jauh